Los seguros para empresas a fondo

Los seguros para empresas a fondo

16/Mar/2019

Algunos comerciantes se olvidan de proteger adecuadamente su negocio ¿Son realmente útiles los seguros para comercios o suponen un gasto prescindible? Descúbrelo aquí.

¿Qué es un seguro para comercios?

Un seguro para comercios sirve para proteger tu negocio frente a diversos riesgos que pueden desestabilizarlo (averías, incendios, responsabilidad civil…), siendo la aseguradora (y no el comerciante) quien responde de tales gastos.

Como dueño de un negocio, tienes que hacer a diario muchos números: pagar a proveedores, el alquiler del local, los impuestos, la publicidad, los suministros… Y no todos los meses se vende lo suficiente, ¿realmente compensa añadir a tu presupuesto un seguro para tu negocio?

 Tu tienda es un cúmulo de esfuerzos (personales y financieros). Cuanto más nos volcamos en un proyecto, más tranquilidad no reporta tenerlo protegido, ya que todo está amenazado por los riesgos. También tu negocio.

 Incendios, robos, daños por agua, demandas civiles... son solo algunos de los peligros que pueden turbar la estabilidad financiera de un comercio. Se trata de una realidad que afecta a todo tipo de tiendas: desde  las multinacionales hasta  Los comercios y las  pymes.

 Por desgracia, se trata de casos que estamos viendo todos los días:

Muchas veces, los daños son fruto del azar: ni con todas las precauciones del mundo podríamos escapar de ellos. La diferencia entre el comerciante previsor y el que no lo es puede suponer la supervivencia o el fin de su negocio.

 Al igual que tú, yo también tengo un negocio, y sé lo mucho que cuesta sacarlo adelante. Creo que todo aquello destinado a protegerlo supone más una inversión que un gasto ¿Y tú?

¿Qué seguro para comercios te conviene?

No existe un seguro para comercios único. Podemos encontrar muchos tipos distintos de productos... y la conveniencia de unos u otros depende, fundamentalmente, del tipo de actividad desarrollada por tu negocio.

Solo aquel seguro para comercios que se adapte a las necesidades específicas de tu negocio puede redundar en tu tranquilidad. Tan perjudicial es un infraseguro como un sobreseguro. El asesoramiento imparcial que te aporta la mediación de seguros es esencial para acertar.

¿Qué seguros para comercios son obligatorios?

Seguros de responsabilidad civil para comercios

El seguro de responsabilidad civil sólo es obligatorio para ciertas actividades comerciales. Tal es el caso de la hostelería, la restauración, los gimnasios o las agencias de viajes. En los demás negocios su contratación es facultativa, pero altamente recomendable.

 Recuerda que todos estamos obligados por la responsabilidad civil. Si, por nuestra negligencia, le causamos perjuicios a alguien, deberemos indemnizarle. La diferencia es que, si cuentas con un seguro de responsabilidad civil, será la aseguradora quien pague y no tú.

 Dentro de los seguros de responsabilidad civil para comercios se distinguen las siguientes modalidades:

  • Responsabilidad civil patronal: cubre los daños que puedan sufrir tus empleados durante el ejercicio de su actividad.
  • Responsabilidad civil de producto: se encarga de indemnizar a los clientes que hayan podido sufrir perjuicios derivados de los productos que les has vendido.
  • Responsabilidad civil de explotación: indemniza a todo aquel que sufra daños en tu comercio (como caídas y otros accidentes).

A algunos tipos de negocios les puede convenir un seguro de responsabilidad civil específica: es el destinado a cubrir los perjuicios no incluidos en la responsabilidad civil genérica (por ejemplo, los causados por animales).

Seguro de coches para comercios

Cuando el ramo de actividad de tu negocio implica el uso de vehículos (por ejemplo, para un servicio de envío a domicilio) es necesario contratar seguros para poder usarlos (al igual que sucede con un conductor particular). Implica no solo los coches, sino también los vehículos industriales y las motos.

 

¿Cuáles son las coberturas de los seguros para comercios?

Entre las coberturas básicas (aquellas que sirven para todo tipo de comercios) podemos encontrar: incendios, daños por agua, explosión, rotura de cristales, daño atmosférico, asistencia profesional, daños estéticos al local…

 Entre las coberturas opcionales tenemos: robo, avería en máquinas y equipos informáticos, asesoramiento jurídico (muy útil para reclamar daños a terceros), accidente y enfermedad profesional, lucro cesante (compensación que se paga cuándo has tenido que cerrar la tienda a consecuencia de un siniestro previsto en la póliza).

 Las posibilidades que las distintas aseguradoras ofrecen a la hora de configurar los seguros para comercio son innumerables. Algunas modalidades específicas pueden resultar muy útiles para ciertos tipos de negocio, pero no para otros:

  • Seguro de transporte: cubre los daños causados a las mercancías transportadas.
  • Seguros destinados a fidelizar a los empleados: vida y pensiones o seguro de salud (si bien pueden ser obligatorios cuando así lo  establezca el convenio laboral).
  • Seguro de asistencia en viajes: puede resultar conveniente para comercios cuyos trabajadores viajan con mucha frecuencia (como los comerciales).

 

¿Qué se asegura con el seguro para comercios?

  • Continente: incluye la estructura del local y todos los elementos fijos (fontanería, electricidad, rótulos, escaparates, etc.).
  • Contenido: se refiere a todos los elementos que no se hallen fijados al local (mobiliario, máquinas, documentos, dinero, productos propios de la actividad comercial que se desarrolle, etc.).

En el caso de que tengas tu local comercial en alquiler, al arrendatario le conviene asegurar el continente y al inquilino el contenido (pero también la parte del continente en la que hubiese realizado obras).

Un seguro de comercio multirriesgo permite cubrir daños tanto en el contenido como en el continente. De esta forma se incluyen en una sola póliza distintos riesgos (incendio, robo, responsabilidad civil…). Será recomendable contar con un buen asesoramiento para saber lo que estás firmando.

La importancia de la mediación en el seguro para comercios

Como habrás visto, el panorama de los seguros para comercios es cualquier cosa menos sencillo: multitud de tipos, de coberturas, de cláusulas… Imposible no sentirse un poco abrumado, ¿verdad?

Si eres dueño de una tienda, conocerás muy bien tu actividad, pero no puedes estar en la especia y en el guisado. A la hora de contratar tu seguro, lo mejor es que te encomiendas a profesionales.

 Contar con los servicios de un mediador de seguros te garantiza experiencia, profesionalidad e imparcialidad: es la mejor forma de optimizar al máximo tus seguros y ahorrarte quebraderos de cabeza con la aseguradora ¡Deja su gestión a un experto y despreocúpate!

 Tu Seguro Sin Secretos pone toda su experiencia al servicio de tu negocio. Te ayudamos con todo lo relacionado con tu seguro para empresa:

  • Qué póliza te conviene realmente contratar.
  • Gestión simple de trámites con la aseguradora.
  • Explicación clara de tu póliza.
  • Reclamaciones efectivas a la aseguradora.

Seguros jurídicos para comercios,  pymes y para autónomos, seguro de responsabilidad civil para webs,  el RGPD... Si sigues a menudo nuestro blog, te habrás dado cuenta de que Tu Seguro Sin Secretos siempre está dispuesto a informarte de los asuntos que te interesan: 

Tu Seguro Sin Secretos  es el aliado perfecto de tu negocio  a la hora de orientarte en el mundo de los seguros para comercios. Solo tienes que entrar en nuestra área privada para empezar a beneficiarte hoy mismo del mejor asesoramiento profesional.

Valoración (2 votos)
Compartir en: