Seguro de moto ¡lee esto antes de contratarlo!

Seguro de moto ¡lee esto antes de contratarlo!

06/Mar/2019

El seguro de moto no solo es obligatorio, también es muy útil. Elegir la mejor póliza para ti es esencial para no arrepentirte luego. En este post te descubrimos sus claves.

 

Los seguros de motos en España

En España nos pirran las motos: casi 3 millones de usuarios disfrutan de las dos ruedas Especialmente en los principales núcleos urbanos. Comodidad, economía, sencillez y estilo de vida están detrás de su innegable éxito.

En nuestro país, El usuario promedio sería un hombre urbanita entre 36 y 55 años de edad. Como ves, moto y juventud no van tan de la mano como solemos creer.

El tráfico rodado implica riesgos para todos: ya vayas en bici, en coche o en moto. Particularmente los motoristas están más desprotegidos que, por ejemplo, los conductores de coches. Su tasa de siniestralidad ya supera a la de los automóviles.

Los seguros de motos, además de ser una obligación legal, constituyen una necesidad para todos: desde el propio motorista hasta los otros conductores, ciclistas, peatones y bienes que se encuentren en su camino.

¿Qué pasa si no tienes un seguro de moto?

La obligatoriedad del seguro de motos está recogida en el Real Decreto Legislativo 8/2004, el cual afecta tanto a las motos a gasolina como a las eléctricas, pues ambas llevan motor (con independencia de qué energía lo impulse).

Se calcula que en España existen 2 millones de vehículos matriculados sin asegurar. Las consecuencias de tal incumplimiento son bastante serias: multa (de 601 a 3.005 €), posibilidad de perder el permiso de conducir y retirada del vehículo (por hasta 3 meses).

El hecho de que no uses tu moto ya no es excusa para obviar el seguro de moto. El cruce de ficheros de la DGT (vehículos matriculados) y del FIVA (vehículos asegurados) pone las cosas difíciles a los que pretenden escabullirse. La única solución es solicitar una baja temporal en tráfico.

¿Qué clases de seguros de motos hay?

Seguro de moto a terceros básico

Es la modalidad más básica y económica del seguro de moto. Constituye el mínimo imprescindible al que vienes obligado por ley. No cubre los daños que podáis sufrir tu moto y tú.

La cobertura de este seguro de moto es exigua: solo cubre los daños personales y materiales causados a terceros, hasta la cuantía mínima de indemnización exigida por la ley. Todo lo que rebase ese límite, deberá pagarlo el asegurado.

Seguro de moto a terceros ampliado

Este tipo de seguro de moto, además de la cobertura legal obligatoria, incluye coberturas adicionales. Cuáles sean estas depende de tu compañía de seguros.

Un seguro de moto a terceros ampliado puede añadir: responsabilidad civil voluntaria (amplía la cantidad indemnizable), robo, incendio, defensa jurídica….

Seguro de motos a todo riesgo

Un seguro de motos todo riesgo cubre todos los incidentes posibles: no ya sólo los causados a terceras personas y bienes, sino también los sufridos por el motorista y su moto. Puede incluir franquicia (límite de la cantidad indemnizable), según la póliza contratada.

Contar con un seguro de motos a todo riesgo te permite disfrutar de tu moto con toda tranquilidad, despreocupándote de lo que pueda pasar… si bien es más caro que las otras modalidades.

¿Qué coberturas tiene un seguro de motos?

Los seguros de motos presentan una variedad enorme de posibles configuraciones. A más coberturas, más cara será la prima. Un buen asesoramiento te ayudará a contratar la póliza que realmente necesitas, sin excesos ni carencias.

Las coberturas que puede presentar un seguro de motos son:

  • Daños propios (son los causados a ti y a tu moto).
  • Robo de la moto.
  • Incendio de la moto.
  • Defensa jurídica y reclamación de daños.
  • Asistencia en viaje.
  • Asistencia sanitaria (para ti para terceros).
  • Daños en el equipamiento del motorista (casco, indumentaria…).
  • Gestión de multas.
  • Moto de sustitución.
  • Neumáticos de la moto.
  • Daños causados al acompañante.

5 Cosas a tener en cuenta al contratar tu seguro de moto

  1. Los seguros de motos son nominativos (no así los seguros de coches), es decir, que tomador, conductor y propietario de la moto deben ser la misma persona para quedar bajo el amparo del seguro.
  2. Tus años de experiencia como motorista te sirven para pagar menos por la prima del seguro de moto, tu mayor o menor edad no influye sobre su precio.
  3. La cilindrada afecta el precio de tu seguro de moto: más barato para los ciclomotores (menos de 50 cc) y más caro para las motocicletas (diferenciando según sean de hasta 125 cc o más).
  4. Circunstancias como tu sexo o el uso que le vayas a dar a tu moto no afectan al precio de tu seguro de moto, sí, en cambio, que el vehículo duerma en garaje.
  5. El acompañante del motorista (o “paquete”) solo estará protegido por el seguro de moto si así se menciona expresamente en la cobertura de la póliza.

Acertar con tu seguro de moto no es tarea fácil: hay muchísimas compañías de seguro y las posibles coberturas varían según el tipo de póliza que contrates. Mi consejo es que no te aventures en este complicado mundillo tú solo, ya que podría salir escaldado.

El mejor seguro de moto no es necesariamente el más caro... ni el más barato: es aquel que se adapta a lo que realmente necesitas como motorista. Tu Seguro Sin Secretos te ayuda a encontrarlo, gracias a un asesoramiento objetivo y profesional ¡Contar con él es tan sencillo como visitar nuestro área privada!

Tu Seguro Sin Secretos pone a tu servicio sus muchos años de experiencia en el sector de los seguros para que te hagas fuerte frente a las compañías aseguradoras: las contrataciones, trámites, reclamaciones o anulaciones de tu seguro de moto no volverán a ser un problema. Nosotros te ayudaremos a elegir la compañía que mejor se adapte a tus necesidades, y a mediar con ella cuando lo necesites.

Valoración (2 votos)
Compartir en: