Seguridad en la Bicicleta

Seguridad en la bicicleta: todo lo que debes saber

Seguridad en la Bicicleta

01/Ago/2018

Las bicis están de moda gracias a todas sus ventajas: son asequibles, ecológicas y saludables Si quieres disfrutar del ciclismo sin contratiempos lee los útiles consejos de Tu Seguro Sin Secretos sobre seguridad en la bicicleta.

23 consejos que no te puedes perder sobre seguridad en la bicicleta

Bienestar del ciclista: la base de la seguridad en la bicicleta

Acceder a la carretera siempre supone un riesgo... y este será mayor cuanto más desprotegido te encuentres. Así, los ciclistas - junto con los peatones y motociclistas - son la parte más vulnerable. Así que, cuando pedalees, no escatimes en prudencia: es fundamental para garantizar la seguridad en la bicicleta.

  1. Lleva un equipamiento completo específicamente diseñado para el ciclismo: casco  homologado y de tu talla; maillot ajustado que cubra la mayor parte de tu cuerpo; pantalones cortos, ceñidos y acolchados; gafas de sol deportivas y guantes.
  2. ¡Fuera auriculares! necesitas oír a los vehículos cercanos (sobre todo si vienen por detrás). Por la misma razón, lleva el móvil silenciado.
  3. Lleva contigo tu identificación, tus datos médicos  y  el teléfono de tu familia: todo ello te será muy útil en caso de sufrir un accidente
  4. ¡Respeta tus límites! Puedes disfrutar perfectamente del ciclismo sin necesidad de machacarte como si fueras un ciclista profesional.
  5. Tus herramientas siempre a mano: con un kit básico para reparaciones nunca te quedarás tirado. También te será muy útil llevar el móvil.
  6. Cuantos más, mejor: practicar el ciclismo en grupo no solo te aporta mayor visibilidad,  sino también contar con asistentes y testigos en caso de siniestro.

seguro para bicicletas

 

Una  bici cuidada es sinónimo de seguridad en la bicicleta

Con independencia de tu pericia como ciclista, necesitas que tu bici esté en óptimas condiciones para que te responda en cada maniobra, así que no descuides su mantenimiento.

  1. Hay una clase de bicicleta para cada tipo de terreno (montaña, carretera y urbana): no intentes cambiar eso y lleva siempre la bici apropiada.
  2. La bici tiene que adaptarse a ti como un guante, no al revés: es fundamental comprar la bicicleta adecuada a tu estatura.
  3. Verifica que los elementos de la bicicleta estén bien ajustados  (manillar, ruedas, etc.).
  4. Revisa tu bici periódicamente (y siempre antes de salir), prestando especial atención  al estado de los frenos, la cadena  y las ruedas.
  5. Si vas a pedalear de noche, comprueba antes el estado de los faros.

3. Si buscas seguridad en la bicicleta ¡cumple las normas!

A diferencia de lo que sucede con los coches y las motos, no existe un carnet de ciclista, pero ello no te da carta blanca para lanzarte a la carretera sin conocer las normas de tráfico: sería  una grave imprudencia que, sencillamente, no te puedes permitir

El código de circulación sujeta a todos por igual, así que debes conocerlo para poder coordinarte  con coches,  peatones y ciclistas: respeta los semáforos, el derecho de paso  y las señales de tráfico; mira en ambas direcciones. En definitiva: solo siendo previsible gozarás de seguridad en la bicicleta.

  1. El carril de la derecha es tu sitio: circula siempre por él en fila india. Si vas por ciudad, ocupa el centro del carril (para evitar “invasiones”); en carretera, sin embargo, debes ir pegado a la derecha.
  2. Asegúrate de señalizar siempre tus maniobras  antes de realizarlas.
  3. Modera la velocidad (especialmente en los descensos) pues, cuanto más corras, menor capacidad de reacción tendrás... y más fuerte podría ser un impacto.
  4. Presta mucha atención a todo lo que te rodea, ya que nada es totalmente previsible (en cualquier momento puede abrirse la puerta de un coche aparcado o un perro puede cruzar delante de ti a toda velocidad).
  5. No te coloques detrás de vehículos lentos: podrían  pararse repentinamente.
  6. Sé solidario con los demás ciclistas: mañana te podría tocar a ti.
  7. Las manos  deben ir siempre colocadas sobre el manillar: detente si necesitas coger algo.
  8. Hazte visible: vístete de tonos claros para  los recorridos diurnos y usa reflectantes para  los nocturnos. Usa el timbre para alertar a los peatones.

seguridad bicicletas

4. ¿Cuál es el momento y el lugar ideal para la seguridad en la bicicleta?

¿Eres un súper ciclista? ¿tienes una bici fabulosa? ¿te conoces al dedillo las normas de circulación? ¡Enhorabuena! Pero aún te falta algo para lograr una plena seguridad en la bicicleta. Toda precaución es poca y tú eres el primer interesado en no tentar la suerte, ¿verdad?

  1. Evita las peores horas para practicar ciclismo (aquellas que reducen la visibilidad de los conductores): primera hora de la mañana, última hora de la tarde y por la noche.
  2. Circula por carreteras idóneas para el ciclismo, es decir, aquellas que no están  demasiado transitadas, en buen estado (sin obstáculos como baches o arena)  y que poseen un arcén ancho.
  3. Aunque encuentres la carretera perfecta para practicar ciclismo, no trates de imitar a los ciclistas profesionales (recuerda que ellos no encuentran coches en su camino).
  4. No trates de competir contra los elementos: nieve, viento, lluvia y niebla no hacen buenas migas con los ciclistas.

Seguridad en la bicicleta y seguros para bicicletas ¿compañeros inseparables?

¿Estoy obligado a contratar un seguro para bicicletas?

A diferencia de lo que sucede con los coches y las motos, nuestra legislación no obliga a suscribir un seguro para bicicletas para practicar el ciclismo, quedando su contratación, por tanto, a voluntad del ciclista.

La cantidad de accidentes con ciclistas implicados  es directamente proporcional al auge de las bicicletas, en consecuencia, la DGT se plantea implantar un permiso de conducir para ciclistas y la obligatoriedad del seguro para bicicletas.

Más allá de  su carácter voluntario, un seguro para bicicletas puede ser el gran aliado de la seguridad para ciclistas,  y es que, desgraciadamente, los datos sobre la seguridad vial  del ciclismo no son nada halagüeños

Sea como fuere, contar con un seguro para bicicletas supone una buena inversión, sobre todo si atendemos a su bajo coste (a partir de unos 3 € mensuales, dependiendo de la compañía y las coberturas).

¿Qué tipos de seguro para bicicleta hay?

Para conocer el concreto alcance de tu seguro para bicicletas habrá que estudiar la póliza de la compañía con la que contrates. Los riesgos que se suelen asegurar son los siguientes:

  • Robo: se trata de un riesgo muy frecuente. Hay que prestar mucha atención a la póliza para saber los supuestos que cubre (sustracción en garaje, en la calle, etc.), así como a la valoración inicial que haga la aseguradora de nuestra bicicleta.
  • Responsabilidad civil: respalda al ciclista frente a los daños que este pueda causar a otras personas o bienes, con lo que la aseguradora sale al frente de los gastos médicos y reparaciones, hasta el límite asegurado.
  • Daños a la bici: la compañía de seguros abonará al ciclista la reparación de desperfectos causados por los peatones, coches o por el propio ciclista.
  • Asistencia en viaje: cubre los percances sufridos por el ciclista en la carretera y suele incluir el traslado de la bici al taller y su reparación. Es muy recomendable para los amantes del cicloturismo.

Como ves, tener contratado un seguro para bicicletas puede reportarte interesante ventajas... siempre y cuando la póliza  que firmes sea la más conveniente para tus necesidades.

A la hora de orientarte sobre el seguro para bicicletas que mejor se adapte a ti, no dudes en visitar el área privada de Tu Seguro Sin Secretos, donde te asesoraremos de forma objetiva y profesional para que contrates el seguro perfecto para ti.

Valoración (0 votos)
Compartir en: