¿Para qué sirve el seguro de decesos?

¿Para qué sirve el seguro de decesos?

10/Abr/2019

¿Dejar este mundo con seguro de Decesos o sin él?

Como atento lector del blog de Tu Seguro Sin Secretos, ya sabrás lo mucho que nos gusta ayudarte a lidiar con los problemas diarios. La muerte de un ser querido, además de ser un duro golpe emocional, también puede suponer un calvario burocrático y económico.

Para que nada te pille por sorpresa, te voy a contar cómo son los trámites y los costes funerarios cuando no se cuenta con un seguro de decesos. Examina esta práctica guía y decide por ti mismo si te compensa o no contar con un seguro de decesos.

¿Cómo? ¿Todavía no sabes qué es un seguro de decesos? En ese caso, no dejes de visitar estas publicaciones de nuestro blog:

¿Quieres ampliar esta información o aclarar dudas? Nuestra área privada está precisamente para eso ¡Visítala!

                                                                                                                    Solicitar más información

¿Qué gestiones hay que hacer cuando muere un familiar?

Mucha gente prefiere eludir estas cuestiones y dejarlo todo para el último momento. Es muy humano, pero también desaconsejable. Estamos hablando de altos costes y de complejos trámites, que, sin seguro de decesos, tendrás que asumir tú solo.

Certificado de defunción

Es el primer papeleo que hay que hacer, lo debe extender un médico antes de que transcurran 24 horas del fallecimiento. Se trata de un documento imprescindible para llevar a cabo las restantes gestiones mortuorias.

Inscripción de la defunción en el Registro Civil

El momento para hacerlo es una vez que han transcurrido 24 horas desde el fallecimiento. Hay que aportar el DNI del fallecido y el certificado de defunción. Con ello se obtiene la licencia de enterramiento.

Enterramiento o incineración

Se realiza entre 24 y 48 horas siguientes al fallecimiento. Aquí, las configuraciones son casi infinitas: desde lo más básico (féretro o urna, sepultura o columbario y traslado al cementerio), hasta una extensa gama de extras (flores, esquela, tanatorio, recordatorios, etc.).

Ya elijas enterramiento o incineración, ya te decantes por un servicio básico o con muchos extras, si no cuentas con un seguro de decesos, ya puedes empezar a ahorrar: España es el país  de la UE donde sale más caro morirse.

El impreso 790

Transcurridos 15 días desde la defunción, toca rellenar el impreso 790 y ello con un doble propósito:

  • Solicitar el certificado de actos de última voluntad (para saber si existe o no testamento).
  • Pedir el certificado de contratos de seguros con cobertura por fallecimiento (el cual indica si la persona fallecida tenía contratado algún seguro de vida o accidentes).

Pago de impuestos

A los 6 meses del fallecimiento, hay que pagar el polémico impuesto de sucesiones (el cual grava los bienes adquiridos por los herederos). Incluso en el caso de que no se hayan recibido bienes, su presentación es obligatoria.

Otros tributos que no se deben olvidar son: la plusvalía (cuando se hayan heredado bienes inmuebles) y presentar el IRPF del difunto (con independencia de que su resultado sea positivo o negativo).

Trámites con la Seguridad Social

  • Solicitud de la Pensión de orfandad y viudedad, cuando haya lugar a ella. Para ello hay que dirigirse a la Seguridad Social, preferentemente antes de que transcurran 3 meses desde el fallecimiento (ya que no se retrotrae su pago más allá de ese plazo).
  • Solicitud del auxilio por defunción: debe hacerse en un plazo máximo de 5 años desde la defunción. No te servirá de mucho alivio, ya que se trata de una ayuda exigua ¡Su cuantía para 2019 tan solo asciende a 46,50 €!

                                                                                                                 Solicitar más información

Otras gestiones

Tras perder a un ser querido, nadie tiene el cuerpo para jotas. Desgraciadamente, el laberinto burocrático sigue implacablemente su curso. Enfrentarse a él sin un seguro de decesos requiere tiempo, paciencia y sí, también dinero.

  • Acreditar tu legitimación para poder operar con las cuentas bancarias del fallecido, las cuales son bloqueadas casi de inmediato.
  • Cancelar los contratos de suministros (agua, luz, gas, etc.) o cambiar su titularidad, según los casos.
  • Si se hereda un inmueble, hay que inscribirlo en el Registro de la Propiedad.
  • Solicitar la subrogación en el contrato de alquiler, en los casos en que así proceda.

¿Cuánto cuesta un entierro sin seguro de decesos?

Morir en España sin un seguro de decesos es muy caro. La OCU estima que el coste medio funerario supera los 3.500 €: ¡una cifra que casi cuadruplica el salario mínimo español! 

El cálculo de la OCU es solo la media de cuánto cuesta un entierro sin seguro de decesos. En el monto final influyen la localidad (desde los 2.200 € en Cuenca hasta los 6.400 € en Barcelona) y los servicios contratados (los más completos pueden llegar a costar 10.000 €).

Todos morimos: ricos y pobres… Pero los servicios funerarios parecen concebidos para los más pudientes. La subida del IVA y la falta de competencia en el sector no ayudan a bajar los precios. No es de extrañar que los medios de comunicación se hagan eco de lo mucho que cuesta un entierro en  nuestro país.

Vayamos por partes, aquí tienes una lista de cuánto cuesta un entierro sin seguro de decesos. Coge la calculadora y ve sacando tus propias conclusiones:

  • Ataúd sencillo: de 800 a 1000 €.
  • Tanatorio: 500 €.
  • Incineración: de 250 a 700 € (más 300 € de columbario).
  • Traslado del tanatorio al cementerio: 500 €.
  • Alquiler del nicho: de 150 a 500 € al año.
  • Lápida: 500 €.
  • Flores: de 100 a 1.000 €.
  • Recordatorios: 1 € por unidad.
  • Esquela: de 400 a 500 €.
  • Servicios religiosos: 140 €.
  • Repatriación del cadáver: 6.000 €.
  • Tasas: 150 €.

                                                                                                                  Solicitar más información

La importancia del seguro de decesos

Con las cifras que acabamos de ver, no es de extrañar el éxito del seguro de decesos en España: 21 millones de españoles lo tienen contratado (¡más del 40% de la población!). Las aseguradoras cubrieron 256.000 fallecimientos en 2017, lo que supone un 60% de los sepelios.

A diferencia del seguro de vida (que es indemnizatorio) el seguro de decesos está orientado a los servicios. La aseguradora no solo paga los gastos funerarios, sino que también se encarga de los trámites burocráticos y de la asistencia jurídica.

Las pólizas más completas añaden interesantes coberturas (asistencia en viaje, traslados nacionales e internacionales, conservación del ADN, asistencia psicológica, etc.). Contar con un buen asesoramiento es fundamental para elegir el seguro de decesos que más te convenga.

Contratar un seguro de decesos es hacerles un gran favor a tus seres queridos. Cuando tú faltes, ellos contarán con un importante apoyo profesional y económico, aportandoles así tranquilidad, seguridad y ahorro.

Desde el área privada de Tu Seguro Sin Secretos podemos ayudarte en todo lo relacionado con el seguro de decesos:

  • Te ayudamos a elegir el seguro de decesos que más te conviene.
  • Te explicamos tu póliza punto por punto.
  • Nos encargamos de tramitar todas las gestiones y reclamaciones con tu aseguradora.

Nadie duda que el seguro de decesos es una gran ayuda para los momentos más difíciles. Sácale el máximo provecho a tu póliza de decesos, con la ayuda y la dilatada experiencia  profesional de Tu Seguro Sin Secretos.

                                                                                                              Solicitar más información

Valoración (0 votos)
Compartir en: